II Congreso Economía Consciente

Richard Johnson

SOCIO Y PATROCINADOR

Hablará sobre la empresa consciente hoy.

 

 

 

 

Richard tiene un B.A. de la Universidad de Trent (Ontario, Canadá) y un M.A. en Lingüística Aplicada de la Universidad de Lancaster. Co-propietario, fundador y director de ELI (English Language Institute, Sevilla). Empresa referente en el sector en España, con más de 100 empleados. Propietario de La Cantina Mexicana (restaurante mexicano) y co-fundador de la empresa Wimax.

Nacido en México en 1953, vive en España desde 1976. Se especializó en la enseñanza del inglés y la formación, fundando su empresa ELI en 1980, actualmente cuenta con 11 centros propios y 8 en franquicia. Ha sido formador de profesores de enseñanza reglada y es ponente asiduo en congresos y jornadas relacionadas con el sector de la enseñanza de idiomas. Presidente de la Asociación de Centros de Enseñanza de Idiomas de Andalucía (ACEIA 1993-2011) y actualmente Presidente de la Federación Nacional (FECEI 2008-2014).

Cree firmemente que las empresas más rentables en todos los sentidos son las que tratan a cada individuo y sus necesidades como lo primordial y que las relaciones positivas entre personas son la clave del bienestar individual y colectivo. Esta visión humanista, que otros llaman holística, se preocupa por el bienestar y el sentido ético. Se permite impulsar así nuevos modelos de liderazgo. Un enfoque absoluto y total hacía la buena energía y la positividad permite que el trabajo se realice en entornos agradables, beneficiosos y productivos. Delegar y confiar en la gente les permite llegar a su máximo potencial, y es importante reconocer que las personas son el principal y mayor valor añadido en cualquier empresa. Igualmente, entendiendo la vida en términos sistémicos nos permite ver que una empresa está inmersa de forma irremediable en su contexto y su entorno, con una relación multifacética y compleja donde cada pequeño detalle cuenta.

Las formas alternativas de gestión se están empezando a ver con más frecuencia en este siglo y hace falta promulgar estos modelos e incentivar nuevas visiones.

 
Come up